¿En qué consiste una sociedad unipersonal?

A grandes rasgos hay que destacar que el concepto de sociedades unipersonales es una opción más que está a disposición para los autónomos que buscan aplicar un límite a su responsabilidad. En ese orden de ideas es un régimen al que vale la pena analizar para considerar si es pertinente.

Esta es una vía que se usa para clasificar una sociedad en la que hay únicamente un socio, por lo tanto ese participante puede ser una misma persona, física o jurídica, la cual es propietaria del 100% del capital social de esa empresa, habiendo por lo tanto un socio único.

¿Qué es una sociedad unipersonal?

Hay que destacar al respecto que no existen sociedades unipersonales en todos los países, motivo por el que se trata de un concepto que se debe pensar según sea la legislación de cada zona en la que se encuentre la persona. En otras palabras, si se quiere ser empresario y no se tienen socios para dar inicio con el negocio, esta es una vía que se puede elegir en la medida que esté contemplada por la ley.

Para el caso español (siguiendo con la idea), existe una opción más respecto a tomar la decisión de convertirse en autónomo, pues es posible elegir una sociedad unipersonal. Así mismo y para evitar la unipersonalidad y todas las consecuencias que se desprenden de ello, es muy frecuente que se opte por ceder una parte de las participaciones sociales a un familiar o se las pone a nombre de otra sociedad de la que la persona es titular, para así eludir las obligaciones que se desprenden de una sociedad unipersonal.

¿Cuáles son las ventajas de una sociedad unipersonal respecto a un autónomo?

La sociedad unipersonal es una noción que surge como una solución a las solicitudes de los autónomos en cuanto a poder limitar su responsabilidad. Por lo tanto, con una sociedad limitada unipersonal, para dar un ejemplo, y al contrario de los trabajadores autónomos, hay una responsabilidad limitada en torno a las operaciones mercantiles que se llevan a cabo.

Hay que recordar al respecto, que en la actualidad existe una figura que es la de un trabajador autónomo, pero se limita su responsabilidad, aunque no en su totalidad, es decir, el Emprendedor de Responsabilidad Limitada. A través de esta alternativa se responde por los bienes personales de las deudas que se contraen en la actividad profesional, con ciertas limitaciones como la vivienda habitual del autónomo, siendo por tanto una limitación parcial de la responsabilidad de las deudas.

En definitiva, una sociedad unipersonal es una vía que se puede seleccionar según sean las necesidades o la búsqueda de cada persona con su negocio o el modo en que lo quiera limitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *